Cuándo Barcelona la pasaba mal tras haber cedido la iniciativa al equipo visitante, apareció, nuevamente ISMAEL BLANCO.

Esta vez tras un gran centro de Álex Colón el bombadero amarillo fusiló de primera al portero Sebastián Blazquez que era figura por evitar los goles amarillos. El gol llegó al minuto 77 y revitalizó al equipo de Israel que había perdido la brújula por esos minutos.

Mira el vídeo, cortesía de El Canal del Fútbol: