La multitud que acudió al Estadio Monumental la tarde de este domingo se fue con la cabeza abajo tras la derrota que sufrió el Ídolo por parte de Deportivo Quito.

La angustia y los nervios por el pasar de los minutos eran evidentes en los rostros de los hinchas amarillos que alentaron hasta el final tratando de inyectarles energía y buena vibra a los jugadores toreros que lamentablemente no pudieron hacer nada para mejorar la noche. Fue una derrota 1-2 que deja mucha amargura y desilución en el barcelonismo por perder la gran oportunidad de estar en el podio del campeonato Ecuatoriano.

FOTOS, cortesía de Studio Fútbol:

normal__DSC1268

normal__DSC1275

normal__DSC1283