Banquear a Segundo Castillo no es nada fácil y peor aún en las condiciones que lo hizo; el exEverton era el capitán del equipo; pero con mucho sacrifico y trabajo, Oswaldo Minda ha terminado ganándose un lugar en el mediocampo del equipo que Guillermo Almada.

El experimentado mundialista ecuatoriano se impuso al también experimentado ‘Mortero’ y hace dupla en el medio sector con Richard Calderón, otros de los puntos sobresalientes en este Barcelona.

Minda ha jugado cinco partidos en esta temporada. Uno junto al propio Castillo y los otros cuatro con Calderón. En los dos primeros duelos se lo vio con poco ritmo, propio de la pretemporada, que según él no lo había hecho desde hace cinco años.

Con mucha ferocidad y solides en la marca, el volante pasajeño de 32 años  se afianzó hasta tal punto que ahora es considerado titular indiscutible. Mucho orden y anticipo, además de sacrificio para copar los espacios que dejan los extremos.  Minda inclusive en varios tramos de los partidos se ha proyectado como volante mixto para darle salida limpia al juego ofensivo del equipo.

Tras la irregular campaña del 2015, por sus lesiones y bajo rendimiento, parece ser que esta temporada será la de su consagración.  El ‘perro empieza’ a ladrar.