El medio campista defensivo de Barcelona, Segundo Alejandro Castillo conversó con radio la Red en donde confesó ciertos detalles curiosos acerca de su carrera como futbolista profesional y su presente en Barcelona.

Para empezar Castillo afirmó que el 1 de marzo el cumplió 13 años de haber debutado como futbolista en el Club Deportivo El Nacional. El ‘Mortero’ confesó: “Son fechas únicas que nunca se olvidan”.

El 19 de Agosto del año 2000 Segundo Castillo debutó como jugador profesional de la Espoli. Luego paso a El Nacional donde se consagró como jugador y antes de salir bicampeón con los militares el jugador migró para el exterior, precisamente a Serbia a jugar en el Estrella Roja en el 2006.

Debido a sus grandes actuaciones con Nacional y luego en Serbia, Castillo fue convocado a pesar de su corta edad para integrar la lista de jugadores que disputaron el Mundial de Alemania 2006.

En el 2008 voló a Inglaterra para jugar cedido en el Everton donde no pudo ganar regularidad y fue nuevamente cedido la siguiente temporada al Wolverhampton que recién ascendía a primera división de la liga inglesa.

Volvió a Serbia para arreglar su situación y terminó volviendo al fútbol ecuatoriano para vestir la camiseta del Deportivo Quito, donde no pudo salir campeón en el 2011 puesto que antes de la finalización del torneo, migró nuevamente pero esta vez al fútbol mexicano.

En Pachuca se ganó un nombre en suelo mexicano y la siguiente temporada fue prestado al Puebla donde con sus destacadas actuaciones tanto a nivel de clubes como de selección fue fichado la siguiente temporada por el Al-Hilal de Arabia y en el 2014 fue convocado en la nómina de jugadores que disputaron el Mundial de Brasil 2014.

Dorados estaba familiarizado con su juego y vieron en Castillo un referente para que guíe el ascenso del cuadro de Sinaloa a la primera del fútbol mexicano donde fue su capitán. En el 2016 decide volver al fútbol ecuatoriano para jugar en el ídolo de los ecuatorianos y buscar una nueva corona para su palmare.

El ‘Mortero’ lleva 11 años sin ver un tarjeta roja en el fútbol ecuatoriano, la última vez fue en el año 2005 precisamente frente a Barcelona en el Monumental. “Casi nunca me han expulsado, solo 4 veces en toda mi carrera”.

Como volante de contención siempre fue un goleador. Tiene 2 dobletes a lo largo de su carrera y confesó: “En Barcelona espero marcar mi primer hat-trick”.

A continuación el resto del audio: