Pese a la crisis económica que se vive, en Barcelona Sporting Club hay tranquilidad institucional. Todo gracias a la seriedad y trabajo de sus dirigentes.

El equipo está en la pelea por la cima de este campeonato pese a que aún no encuentra la plenitud de su funcionamiento futbolístico y además de la irregularidad de resultados, sin embargo sus dirigentes tienen esperanzas en que a final del primer semestre se consiga el máximo objetivo: ganar la primera etapa del campeonato nacional.

La mayoría de los dirigentes toreros acompañan a los jugadores y cuerpo técnico en cada uno de los partidos  que disputan. Ayer en el estadio Bellavista de Ambato estuvieron un grupo de 9 integrantes del directorio amarillo, todos con la ilusión de ver el primer triunfo torero en la altura de la sierra ecuatoriana, hecho que lamentablemente no se pudo lograr.