En la década de los 90, cuando Manuel Uquillas era un implacable torturador de arqueros, Jeremy Cornejo aún no había nacido. Por coincidencias de la vida, casi 20 años después el ‘Matador’ se convirtió en el guía del joven delantero de la escuela de fútbol de la Prefectura del Guayas, quien se consagró goleador de su equipo en el torneo internacional organizado por River Plate en Buenos Aires, Argentina.

La de Jeremy (12 años) es una de las tantas historias que se desarrollan alrededor de la escuela que ayuda en la formación integral de chicos de todos los cantones de la provincia.

Con sedes en los 25 cantones de Guayas, cada año la Prefectura convoca a jóvenes deportistas que deseen buscar en el rey de los deportes un medio para superarse. Las inscripciones y los uniformes son gratis.

Se los dividen por categoría que van desde la sub-6 hasta la sub-15 y a cada grupo se le otorga un responsable que, por lo general es un exfutbolista que conoce a fondo el manejo de la disciplina. Édison Maldonado, Miguel Ángel Coronel, Ángel Hurtado, Cristóbal Nazareno, Stony Batioja, Eduardo Hurtado, Hamilton Cuvi, Manuel Uquillas, José Gavica, Ángel Fernández, Galo Vásquez, Luis Capurro y Tulio Quinteros forman parte de esa lista.

El resultado del trabajo se comenzó a ver en esta temporada, con la consecución de dos títulos (en las categorías sub-12 y sub-14) en el torneo que organizó River Plate en Buenos Aires, Argentina.

Los periodistas de ese país, poco afectos a elogiar a los extranjeros, bautizaron con el nombre de la ‘Máquina’ a la selección sub-12.

Es el primer paso de un proyecto que se consolida gracias al trabajo serio y profesional de sus mentalizadores.

 Tomado de: Expreso