El técnico de la selección ecuatoriana de fútbol, el argentino/boliviano Gustavo Quinteros atendió a los medios de prensa luego de obtener el empate frente a la selección albirroja en Quito, donde comentó lo siguiente.

Sobre el mal trabajo de la defensa ecuatoriana el día de hoy, Quinteros respondió: “Hicimos bien una parte del trabajo y no hicimos bien la otra, tenemos que corregir para mejorar. Paraguay nos generó situaciones de contragolpe y ahí generaron diferencia cuando enfrentaban a los centrales”.

“Nos faltó solidez a la hora de recuperar la pelota y eso me preocupa. Debemos trabajar para mejorar eso. Esta convocatoria fue muy difícil, teníamos algunos jugadores en ofensiva que no venían actuando”.

En cuanto al once titular que salió frente a los paraguayos, el estratega confesó: “Paredes se nos quedo al último minuto por lesión. Esperemos poder contar con el para viajar a Barranquilla. Pedro y Noboa están con amarilla, por eso lo reservamos a Quiñonez. Claramente no estuvimos sólidos a la hora de defendernos”.

Se le preguntó sobre la ansiedad que atacó al equipo de todos por momentos al final del partido y acotó: “Por momentos nos contagiamos de la emoción de la hinchada, puedo decir que hasta nos vimos desordenados. Cayó la ansiedad y la responsabilidad es mía de no poder conseguir tener más tranquilidad y paciencia con el equipo, queríamos ganar”.