Minuto 102, Michael Arroyo llegó al momento y se convirtió en el héroe del América, con su tiro libre que terminó en gol al pasarle por las manos al arquero Marchesin, haciendo que el estadio Azteca retumbara al verse puesto en la Final de la Concachampions. Fue un 1-0 del América sobre el Santos de Luis Zubeldía, extécnico de Barcelona.

Con este resultado, América se clasificó a su segunda final consecutiva de Concachampions donde enfrenará a Tigres. En México el exjugador de Barcelona sigue despertando elogios por sus apariciones en momentos claves.