La base de un equipo que busca un título es sumar todos sus puntos de local, incluso aquellos partidos que son fuera de su estadio pero se juegan en su ciudad de origen. Aquello Barcelona lo está cumpliendo.

El equipo dirigido por Guillermo Almada ha jugado cinco encuentros en suelo guayaquileño, cuatro en el estadio Monumental y uno en el Christian Benítez, todos con idéntico saldo para los canarios: triunfos.

Los amarillos proyectan una mejoría en este rubro si se establece una comparación con la segunda etapa del año anterior, donde jugada la décima fecha había cedido más unidades de las que había conseguido.

Galo Vásquez, exmediocampista de Barcelona, y Janio Pinto, entrenador y otrora figura del Ídolo, coinciden en que todo es una combinación de factores para que los toreros hagan respetar su feudo, entre los que mencionan el buen sistema implementado por el cuerpo técnico y el apoyo de sus aficionados.

“Es una mezcla de factores. Si se practica un fútbol efectivo y se combina eso con el aliento de los hinchas, es propicio que Barcelona saque resultados positivos en Guayaquil”, dejó saber ‘Mafalda’, quien también espera que los canarios muestren esa misma fortaleza de visitantes para lograr ganar la primera parte del campeonato.

Además de aquello, Pinto considera que la vuelta del argentino Damián Díaz ha sido un factor importante para que el Ídolo imponga su autoridad en territorio guayaquileño, debido a que el ‘Kitu’ destaca por ser un volante creativo que “siempre va hacia adelante”.

A Barcelona le restan jugar nueve partidos en el Puerto Principal, incluidos los dos Clásicos del Astillero, en los que Emelec será el encargado de medir la potencia de los pupilos de Almada.

El escollo del próximo domingo para los canarios será Independiente del Valle, elenco que lo escolta en la tabla. Nuevamente el Ídolo querrá hacer respetar su campo y mantener la marca perfecta.

Tomado de: Expreso