Si algo estaba tardando en este Barcelona que viene bien en lo dirigencial y futbolístico eran las deudas.

Ismael Blanco solicitó a FEF que su empleador Barcelona Sporting Club pague 3 letras vencidas de $50.000 cada una y otorgan 30 días de plazo para la cancelación de la deuda.

Sin embargo José Francisco Cevallos, presidente de BSC, solicitó se corra dos semanas debido a que no se ha jugado el campeonato y no han habido los ingresos suficientes.