Las variantes de Guillermo Almada en el once inicial en el estadio Casa Blanca ante Liga de Quito causaron sorpresas a propios y extraños. Cristian Penilla y Damián Díaz, dos de sus mejores jugadores en la temporada, quedaron sentados en la banca de suplentes.

El gol de Washington Vera en el primer tiempo hizo que los cuestionamientos hacia el técnico canario,- por la desición de no haber puesto a sus mejores hombres como títular-, sean menores. Sin embargo con la derrota las críticas para Almada son mayores por esos determinados casos.   entrenador dijo que Díaz tenía fiebre, el médico lo desmintió y dijo que era algo técnico

En la rueda de prensa luego del partido, el técnico charrúa de Barcelona, justificó sus determinaciones con una supuesta gripe de Díaz y un supuesto golpe le molestaba a Penilla. Ambas afirmaciones fueron desmentidas por el doctor del equipo quien señaló “que todo era decisión técnica”.

Quizás si Barcelona hubiese ganado hoy sus cambios no se discutieran pero con la derrota, ese riesgo de hacer variantes en su formación, han hecho que las críticas aumente para su persona.  Lo cierto es que quedó claro que el adiestrador pensó más en el miércoles (Clásico del Astillero) y no en el partido de hoy o quizás subestimó el nivel del rival pensando que con lo que ponía le alcanzaba.

Días antes de la finalización de su contrato, sus experimentos le juegan una mala pasada. ¿Complicará ésto su continuidad en el equipo? LOS CLÁSICO LO ESPERAN.