Carlos Vera, juez central del pasado partido polémico entre Liga de Quito y Barcelona en Casa Blanca, recibió una calificación de 7/10 debido a ciertas irregularidades donde resalta la enorme duda sobre si salió o no la pelota al inicio de la jugada del primer gol que quebró al equipo ‘torero’.

El club pidió la recalificación de su actuación (aun así siendo esta regular de 7/10), tema que fue pasado para la siguiente semana.