“Fue el peor primer tiempo que hemos hecho desde que llegué”, esta fue la frase con la que Guillermo Almada, técnico de Barcelona, comenzó su análisis de la derrota sufrida ante Emelec, el pasado miércoles, en el estadio Modelo.

Con esta caída, los canarios llegaron a tres los compromisos que no conocen lo que es ganar (empataron a 2 con el Deportivo Cuenca y cayeron 2-1 ante Liga de Quito).

“En la segunda etapa tuvimos otra actitud, estuvimos muy cerca (de empatar), también hubo mérito de Emelec que nos complicó”, afirmó el técnico uruguayo, que fue breve en sus respuestas y solo aceptó tres preguntas en la rueda de prensa que se exige al término de cada partido.

A criterio del entrenador charrúa, con los ingresos de Matías Oyola, Washington Vera e Ismael Blanco el rendimiento del equipo torero mejoró.

“Las variantes ayudaron bastante. Cambiamos la actitud, no quedamos conformes con el resultado, ni tampoco con el aspecto futbolístico, pudimos hacer un mejor encuentro”, expresó Almada.

“A base de ímpetu, ganas y la predisposición de los jugadores y con los cambios empezamos a controlar el partido y ahí aparecieron algunas situaciones (de gol). Trataremos de corregir errores en el próximo partido (en el Monumental)”, agregó el entrenador.

Los canarios, que son segundos con 23 puntos y con un partido pendiente ante Independiente del Valle, retomaron ayer sus entrenamientos en su escenario deportivo.

Por otra parte, en días pasados, el presidente canario, José Cevallos, anticipó que luego de los duelos ante Emelec conversará con el estratega uruguayo sobre su continuidad en el club debido a que su contrato finaliza en junio.

«Desde la parte futbolística creo que podemos hacer algo mejor. Vamos a analizar (los errores) con los jugadores. Podemos mejorar»
Guillermo Almada, DT de Barcelona.

Tomado de: El Universo