La buena gestion de la actual dirigencia ha hecho que se retome la credibilidad en una gran institucion como lo es Barcelona, asumiendo deudas y enmendando errores pasados, no propios de su directorio.

Este año aparecieron gran parte de los acreedores para hacerse de las gestiones que el club no hacia hace mucho tiempo, uno de estos «acreedores» fue el actual jugador de BSC, Ismael Blanco, ya que se presentó un documento formal a la FEF exigiendo el cobro de unos valores pendientes de la dirigencia pasada.

“Nosotros apelamos el pedido de pago que su representante presentó en la FEF; los sueldos, premios y su prima correspondiente a este año se está pagando”, dijo Francisco Cevallos.

Sobre la suma de dinero que el representante del jugador exigió ante FEF, comentó: “El tema de pago de los $200.000 hemos impugnado para ver cual es el desenlace , nuestros abogados se están  encargando de eso”.

Finalizó este tema diciendo: “El jugador está a consideración del cuerpo técnico, no e ha tomado ninguna decisión diferente al respecto”.