El choque de ídolos en la capital enfrenta a Barcelona y Aucas en un juego en el que las dos escuadras necesitan sumar para no alejarse de la punta, en el caso de los toreros, y para marcar una recuperación en el torneo, que es la prioridad oriental.

Con Barcelona, el DT Guillermo Almada trabajó para recomponer sus líneas tras la baja del zaguero Gabriel Marques, pero en contrapartida recupera a Damián Díaz en el medio sector, con quien espera potenciar su juego ofensivo, algo de lo que careció en la derrota sufrida el miércoles en Sangolquí (1-2) ante Independiente del Valle, según reconoció el estratega.

Para reemplazo de Marques, el estratega de los amarillos trabajó con Anderson Ordóñez, que sería el elegido para completar la zaga.

Los toreros perdieron la posibilidad de asumir el liderato con la derrota ante los negriazules y se mantienen a un punto del líder, Emelec (30), pero tienen cerca a El Nacional, con igual puntaje (29) aunque el gol diferencia favorece a Barcelona, con 17 tantos, sobre los 6 goles de los criollos, por lo que adjudicarse los tres puntos en el estadio Gonzalo Pozo será fundamental para los de Almada.

Orientales rezagados
Sin triunfos en los últimos siete juegos, en los que Aucas solo sumó tres puntos por empates, los oro y grana cayeron al décimo lugar en la tabla.

La plantilla reconoce un mal momento y espera con Barcelona iniciar la recuperación.

“La situación del equipo es mala y está la presión de que los resultados no se dan, pero sabemos que hay entrega y actitud de los jugadores para buscar el triunfo”, dijo el DT Tabaré Silva, que suma dos derrotas con Aucas, desde que asumió el mando, en mayo.

Tomado de: El Universo