Luego de derrotar a Universidad Católica en el Monumental, Barcelona enfocará desde mañana sus trabajos pensando en el duelo del próximo domingo ante Fuerza Amarilla.

Desde las 8:00 entrenarán en la cancha alterna del estadio Monumental, luego descansarán en el edificio de concentración hasta las 16:00 que completarán la segunda jornada del día.

Para el encuentro en Machala, el entrenador Guillermo Almada no podrá contar con Darío Aimar que por la acumulación de cinco tarjetas amarillas no podrá jugar en el 9 de mayo.

El técnico canario deberá reacomodar la defensa que podría aparecer con Ánderson Ordóñez y Gabriel Marques, que jugó ayer como volante central por primera vez desde que está en Barcelona.