«Nunca nos hemos enfocado en una renuncia». Esas fueron las palabras de Luis Suárez, el asistente técnico de la Selección ecuatoriana de fútbol tras la abultada derrota que sufrió el plantel tricolor (3-0) ante Brasil, en el estadio Olímpico Atahualpa.

Suárez estuvo en la zona técnica del partido ante la ausencia del entrenador Gustavo Quinteros, quien arrastraba una suspensión y no podía dirigir desde la banca. El asistente reveló en la conferencia de prensa que habló con el entrenador y recalcó que ambos nunca pensaron en la renuncia. «Hablamos sobre cómo cambiar el chip (para el juego ante Perú, el 6 de septiembre en Lima).

Para Suárez, una de las razones para perder el partido fueron lastarjetas amarillas que sufrió el plantel ecuatoriano, ya que condicionó al equipo. «Ustedes deben analizar cuando el árbitro saca cuatro tarjetas amarillas a Ecuador y una sola a Brasil«, expresó el argentino.

También añadió que otra de las razones para perder fue la falta de intensidad del equipo. «Con presión nosotros le ganamos a Argentina y Venezuela. Ahora nos faltó eso«, expresó.

Carlos Villacís, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), se mostró molesto por el resultado. Expresó que pedirá un informe al cuerpo técnico tras el cotejo ante Perú. «No me gustó el cambio de Felipe Caicedo«, expresó como una crítica a la decisión de Quinteros durante el partido.

Tomado de: Bendito Fútbol