Carlos Vera le dijo adiós al referato en su  provincia Manabí, en el estadio Reales Tamarindos de Portoviejo ante cerca de 14 mil aficionados. Fue previo al partido entre Delfín y Barcelona, cotejo con el cual escribe literalmente la última página con la cual cierra 19 años de arbitraje.

Un hecho que quedò marcado en el último duelo de Vera como árbitro profesional, es la amonestación que le hizo al portero Máximo Banguera al final del partido entre cetáceos y toreros.

El exÀrbitro se refiriò a este suceso luego del compromiso y manifestò en Superk800 que «Banguera le confesó que lo hizo de apropósito (quemò tiempo) para que èl le saque la amarilla porque quería que quede para el recuerdo y la historia».