Uno de los grandes problemas dentro del fútbol ecuatoriano del cual la hinchada de Barcelona Sporting Club se queja, es la existencia de los revendedores, que se aprovechan del buen momento del equipo o de un partido que causa mucha expectativa para duplicar e incluso triplicar el verdadero precio de las mismas.

Este tema ha llegado a oídos de la dirigencia, quienes tomaron cartas en el asunto. Ya invalidaron ciertas entradas de cortesía que estaban a la venta para el partido ante Liga de Quito. Hoy el presidente del club, José Francisco Cevallos, reiteró que se incautarán las entradas de cortesía que se encuentren a la venta para el encuentro ante El Nacional.