En el camino a Rusia 2018, Gustavo Quinteros ha confiado en cinco defensas centrales: Gabriel Achilier, Frickson Erazo, Arturo Mina, Luis Caicedo y Jorge Guagua.

De ellos, la fórmula que más ha utilizado el entrenador de la selección ecuatoriana de fútbol es Achilier y Erazo.

Los dos han estado en la mayoría de partidos. Cuando iniciaron las eliminatorias, se ganaron un puesto como titulares por su recorrido. Estuvieron en los tres primeros encuentros.

Erazo era el dueño del puesto desde el proceso del Mundial 2014. Incluso, fue titular en los tres partidos en Brasil. Achilier, por su parte, ganó protagonismo con Quinteros.

Por una suspensión de Achilier, en la cuarta fecha se abrió la posibilidad para Jorge Guagua. Es la única vez que él fue titular, ante Venezuela. Guagua y Erazo, los titulares del Mundial 2014, repitieron solo en esa oportunidad.

Mientras Jorge Guagua perdía terreno por lesiones, Arturo Mina se ganaba un lugar gracias a su destacada participación en Independiente del Valle. Primero por lo que hacía en el campeonato nacional y después por su intervención en la Copa Libertadores, en la que su club llegó a la final.

Mina esperó hasta la séptima fecha para ser titular. Fue compañero de Achilier, cuando Brasil se impuso 3-0 en Quito.

Quinteros le ratificó la confianza a la pareja Achilier y Mina para la visita a Perú y el resultado fue una nueva derrota.

Entonces, el técnico tricolor decidió cambiarlo todo. Para la fecha siguiente probó con un Mina asentado en el balompié argentino y Luis Caicedo. Volvió a juntar a la pareja de centrales de Independiente del Valle en Copa Libertadores. Ecuador goleó en Quito a Chile y empató en Bolivia.

Por la suspensión de ambos, Quinteros acudió nuevamente a la dupla Erazo-Achilier para visitar a Uruguay.

Para el juego del martes, ya tiene a su disposición a Mina y Caicedo. Sin embargo, ninguno de los cuatro tiene garantizada la titularidad.

Según el exseleccionador Sixto Vizuete, Arturo Mina debe volver a jugar para ganar fuerza en el juego aéreo.

Para Alfredo Encalada, independientemente de la pareja de centrales que vaya, el equipo debe mantener una buena aplicación táctica en todas las líneas.

De los cinco, Luis Caicedo es el único que juega en la altura. Achilier está adaptado porque juega cada dos semanas en Quito. En cambio, a favor de Erazo y Mina está el hecho de que son titulares en las ligas de Brasil y Argentina, respectivamente.

Achilier es el que más cotejos ha jugado: 8. Él ha sido el blanco de las críticas cuando hubo malos resultados. Pero él lo aclaró: “Las críticas me resbalan. Sé quién soy, sé cuáles son mis capacidades”.

Hay otro jugador que siempre ha sido convocado, pero no ha jugado: Robert Arboleda.

Tomado de: Expreso