En los últimos días ha surgido un nuevo inconveniente para la dirigencia de Barcelona. Esta vez se trata del zaguero Andersson Ordóñez, quien fue transferido al intratcht Frankfurt en diciembre del 2016.

La operación del traspaso se cerró por el valor de €1’000.000 (euros). Esta suma habría sido transferida a las arcas del club canario a inicio de temporada, sin embargo, según expresa el futbolista él aún no ha recibido lo que le corresponde.

La versión del vicepresidente Alfaro Moreno sobre el tema fue que Barcelona ya pagó un porcentaje sobre esa transferencia, el cual habría sido acreditado al empresario del jugador, José Luis Chiriboga. Es decir, la deuda aún permanecería con el jugador.

Nuestra redacción pudo conocer que el valor que aún está pendiente por pagar a Ordóñez es de USD 150,000 (15% de la transferencia). Según confirmó una fuente, el zaguero esperará hasta los próximos días para que los dirigentes canarios lo contacten y le den solución a su tema, de lo contrario iniciaría acciones legales.