El defensor ecuatoriano, Andersson Ordóñez, arribó a Guayaquil hace varios días para descansar  durante estas semanas luego del final de la temporada en la Bundesliga.

Pese a que le costó un poco la adaptación en el Eintracht Frankfurt por una pequeña lesión que lo complicó, Ordóñez terminó la temporada alemana teniendo participaciones en su equipo.

El zaguero barcelonista de 23 años no olvida al ‘Ídolo del Ecuador’ y mañana, viernes, visitará a sus excompañeros en el estadio Monumental y disfrutará como un espectador más el partido entre Barcelona y Clan Juvenil.