A falta de disputarse el último encuentro de la Primera Etapa ante Deportivo Cuenca en el Monumental, el conjunto canario perdió la posibilidad de coronarse como ganador de la misma y así clasificar a la final del torneo local a disputarse en diciembre, además de un boleto directo para la Copa Libertadores del próximo año.

Varios fueron los aspectos que se combinaron para que los dirigidos por Guillermo Almada no pudieran obtener ese privilegio que finalmente se quedó en manos de Delfín.

El contraste con la temporada anterior es evidente pues tan solo como local cayó en dos ocasiones (Universidad Católica y Delfín) y dejó escapar algunos puntos más con empates como ante Macará, que además le costó una suspensión al estadio por incidentes entre sus hinchas.

Sin embargo, el punto clave que terminó siendo determinante en algunos partidos, fue la deficiencia en su bloque defensivo. Con la partida de Andersson Ordóñez, los canarios se vieron en la obligación de traer a un nuevo zaguero, siendo elegido Jefferson Mena quien tras las críticas por su bajo nivel fue relegado a la suplencia.

Barcelona ya se prepara para afrontar la segunda parte del torneo y las instancias finales de la Copa Libertadores, por lo que es necesario que se refuerce en el sector donde más vulnerable se ha visto.

Uno de los posibles refuerzos que pudieran llegar al elenco amarillo, sería Frickson Erazo, el experimentado defensor ya tuvo un paso glorioso por la institución y fue partícipe de la estrella 14 del club, hecho que lo catapultó para establecerse como titular en la Selección Ecuatoriana y posteriormente emigrar al fútbol brasileño.

Erazo, tiene 29 años y no atraviesa por el mejor momento de su carrera, dejó de ser convocado a la tricolor y no fue inscrito para disputar los Octavos de Final de la Copa Libertadores.

Pese a que significaría una gran inversión para la directiva amarilla, ‘El Elegante’ podría ser la pieza clave del éxito en el segundo semestre para el equipo más popular del país.