Ante el fracaso lamentable e involuntario de Vinicio Luna, jefe de logística de la Ecuafútbol durante 20 años, hombre experimentado en traslados en aviones, hoteles, campos de entrenamientos, etc., en Barcelona encontraron solución.

Algo sucedió en la planificación de Luna y Barcelona estuvo en la selva boliviana de Santa Cruz de La Sierra, Bolivia, durante 48 horas sin poder partir rumbo a Porto Alegre, sede del partido de semifinales por Copa Libertadores 2017.

Al ver que se acercaba las horas para el partido y no se encontraba solución, el presidente de la Comisión de Fútbol de BSC, Aquiles Álvarez Henriquez, acudió a Roberto Bunces quien se comunicó con el Coronel Renán Borbúa, compañero y amigo del General César Merizalde quien es el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas el cual dio la orden para que se desplace  un avión CASA C295, FAE1030 para rescatar al primer equipo y cuerpo técnico de Barcelona SC.

El vuelo ecuatoriano ya llegó al aeropuerto de Viru Viru y una vez que se proceda y cumpla con todo el protocolo de seguridad aeronáutica (son exigentes porque este fue el terminal portuaria de donde partió el vuelo que transportó al recordado equipo brasileño Chapecoense  que se estrelló en Colombia) se trasladarán rumbo a Porto Alegre donde estarán aterrizando antes de la media noche de esa ciudad. Así terminará la primera odisea de Barcelona, la segunda se desarrollará mañana en estadio Arena de Gremio desde las 18:45.