Las reservas de Barcelona SC cayeron escandalosamente en Sangolquí 5-0 y están al borde de quedarse con las manos vacías en la temporada 2017 luego de haber clasificado a la final ante Independiente ganado la segunda etapa.

Con este resultado negativo, se complicó el posible viaje de la gran mayoría de jugadores juveniles a Estados Unidos para disputar la Florida Cup, ya que antes de su viaje a Quito uno de los directivos les habría ofrecido como premio ir al torneo internacional pero solo si quedaban campeones.

El reto está planteado para todo el equipo que dirige Pablo Trobbiani, un equipo joven con hambre de gloria y mucho potencial, que hizo un gran segundo semestre pero que cometió muchos errores en el partido de IDA lo cual lo tiene muy complicado. Ahora tienen su última oportunidad para revindicarse..