More

    NO HAY QUE MINIMIZARLO

    Ser el equipo más popular de nuestro balompié hace que las exigencias sean las más grandes, y permite que muchas veces la memoria sea frágil. Barcelona apenas jugará Copa Sudamericana, pero tiene mucho que celebrar.

    Partiendo con la premisa de que Barcelona tiene que ganar primero en los juzgados, la FIFA y la FEF, hay que hablar de un excelente 2017, porque su dirigencia, manteniendo un trabajo loable, pudo deshacerse de un par de demandas que no sólo amenazaban con pérdida de puntos o categoría, sino con la desaparición del equipo más laureado de nuestro fútbol.

    Sí, seguramente en el Ídolo del Astillero siempre hay que pensar en vueltas olímpicas, pero para que eso sea posible, la institución debe gozar de salud financiera. Y en el 2017 fue trascendental, una especie de primera piedra en la reconstrucción que se merece el equipo.

    La Copa Libertadores de América conspiró con esa premisa. El haber hecho una gran campaña, que les permitió llegar a semifinales de la competición, permitió que la directiva torera se vea robustecida en lo financiero, con los premios que CONMEBOL entrega, más los ingresos de publicidad y taquilla, que fueron magníficos. Entonces, de verdad hay que recordar antes de criticar.

    Efectivamente, en su lucha por un título continental, el torneo local se vio estorbado, notablemente y aunque su vicepresidente se arranque los pelos diciendo que no. Su campeonato nacional fue muy bueno, pero las piernas no les alcanzaron a sus jugadores para el remate; justo cuando el equipo se fue para abajo y se quedó sin la máxima competición internacional del continente; ya con la Copa Sudamericana asegurada.

    El futuro será mejor, las deudas no serán tan agresivas y los activos crecerán, por el simple hecho de ser el más popular. Aquello tendría que dejarle la tranquilidad al hincha, de que todo está bien encaminado para que en un futuro lleguen esas glorias que tanto esperan en lo deportivo, y que se merece una organización seria, que ha cambiado la cara de antiguos malvivientes y que ahora hasta es grata con sus viejas glorias.

    Está trazado, pero queda pendiente lo mismo que su rival de patio: un éxito a nivel internacional.

    Tomado de: Fútbol Ecuador

    Últimas noticias

    - Publicidad / Advertisement -