El delantero de Delfín Roberto Ordóñez estará fuera de las canchas durante 12 semanas, debido a una rotura de ligamentos en su pierna derecha. Eso se debió a un choque con Gabriel Marques, mediocampista de Barcelona, durante el partido del pasado 11 de marzo.

Guillermo Almada, entrenador amarillo, defendió a su jugador y calificó a la jugada como «fortuita». Según él, el partido se tornó trabajo por el sistema de juego que plantearon ambos equipos.

«Lo conozco desde hace años, Marques es un jugador muy correcto y una gran persona. No tuvo mala intención y el propio Ordóñez lo reconoció», dijo el entrenador en rueda de prensa, cuando se le consultó sobre el tema.

A decir de Almada, Marques cumplía con su labor y debía ir fuerte para detener a un jugador hábil y corpulento como la ‘Tuka’. Más allá de eso, lamentó la lesión del delantero ecuatoriano, que es figura en el cuadro manabita.

Tomado de: Bendito Fútbol.