More

    Almada y su última confesión antes del Clásico: «No tengo amistad fuerte con Alfredo Arias»

    Por: @jersonruiz

    Es el entrenador del puntero del torneo. Guillermo Almada vive el mejor arranque desde que llegó a Barcelona. Esto lo hace que cada día busque lo que desea con el equipo, jugar mejor. El DT dice que trabaja el Clásico igual que el resto de encuentros. Con la misma intensidad y responsabilidad. Claro que se da cuenta del entusiasmo que viven los hinchas.

    El uruguayo ahora enfrentará a su amigo de toda la vida, el asistente técnico del Emelec, Héctor Rodríguez, a quien nombra por el apodo de Samantha.

    Almada, en entrevista exclusiva con EXTRA, da detalles de cómo vive la previa de un partido que tiene a todo el país en sintonía.

    ¿La semana de Clásico es más nervios, adrenalina? ¿Cómo la vive un entrenador?

    Vivo de la misma manera que el resto. Sabiendo que es un partido muy importante. Porque sería faltarle el respeto al resto de rivales si hago algo diferente. Vivo tan intensamente todos los detalles no solo ante Emelec, lo hago con todos los rivales. Le doy la importancia debida a todos.

    ¿El hincha separa dinero para la entrada, otros se ponen de acuerdo para donde ver el partido y Almada qué hace?

    Me preocupo de todo el trabajo. La planificación y perfeccionar cosas con los jugadores e intentar ganar el partido el fin de semana. No te olvides que los hinchas verán el resultado del trabajo que hacemos. Nosotros no variamos en nada las jornadas de trabajo. Lo que palpo es el ambiente en la gente, que está emocionada por el encuentro.

    ¿No le gusta hablar cuando hago referencia del arranque, pero 17 puntos es algo tan visible, es su mejor arranque?

    Es muy bueno, pero los responsables son los futbolistas. Ellos son los artífices de todo esto. Pero les digo a ellos que estamos por un buen camino. No hemos logrado nada hasta ahora. Hay muchos encuentros todavía. Iniciamos bien, pero debemos buscar una regularidad que nos brinde una definición en el torneo. Debemos mejorar más y perfeccionar cosas.

    ¿De los Clásicos qué recuerda?

    El disfrute de la gente y la pasión con que vive el partido, eso es lindo. Como llenan los estadios Monumental y el Capwell, con eso me quedo.

    ¿Cómo decirles a todos los que llenan el Clásico que también vayan a los demás partidos?

    Nosotros tenemos una hinchada muy numerosa. Seguro que con el pasar de los partidos colmamos las expectativas de ellos y sin dudas irán muchos más al estadio. Siempre jugamos con mucha afición. Solo tengo palabras de agradecimiento para quienes nos dan su tiempo y respaldan. Uno no les puede prometer nada, lo que uno entrega es trabajo, esfuerzo, dedicación, honestidad, muchas horas de buscar ser mejor, eso sí puedo dar y lo hago con gusto.

    ¿En el cuerpo técnico de Emelec tiene a su gran amigo Héctor Rodríguez, qué tal enfrentarse?

    Con Samantha (apodo) Rodríguez jugamos en el mismo equipo muchos años. Salimos campeones con Defensor, hicimos las menores. Hay una amistad más allá del fútbol. Es un gran amigo, nos vemos más en Uruguay que aquí por nuestras actividades. Es una gran persona y es como si fuera de la familia. Desde los 14 años nos conocemos.

    ¿Con Rodríguez habla de los Clásicos o no?

    Casi nada. Tenemos un grupo de whatsapp con amigos uruguayos, pero casi no se habla de fútbol. Más de la vida y otras cosas. Ahí estamos conectados siempre y cuando estamos en Uruguay hacemos reuniones.

    ¿Y con Alfredo Arias cómo es la amistad?

    No tengo una amistad fuerte. Hemos conversado cosas del fútbol, sé quién es él y lo que ha logrado. Tengo un gran respeto por él.

    ¿Lo vimos haciendo fútbol tenis con los jugadores, pocos DT lo hacen, unos tienen la barriga muy grande y a otros no les gusta?

    Nos involucramos con los jugadores en el fútbol tenis. A veces lo hacemos con un picado o jugando. Nos divertimos con ellos.

    ¿Sirve para la convivencia?

    Por supuesto y lo disfruto igual que ellos. El equipo es parte de mi familia, ya que pasamos muchas horas juntos. Tratamos de vivir momentos buenos, a veces no son tan agradables cuando las cosas no se dan. Esta convivencia sirve de mucho.

    ¿Ya le tiene la camiseta para su recién nacido, Gabriel ya es barcelonista?

    La tengo lista al igual que cuando nació Guillermina, el club me la dio. Solo falta esperar. La pequeña es hincha ferviente de Barcelona y cuando escucha las canciones comienza a saltar. Estoy seguro que ella le enseñará a Gabriel a ser un fanático del equipo. Soy un apasionado del fútbol y le transmití en la sangre eso a mi hija, y Gabriel también será así.

    ¿Sus hijos menores son ecuatorianos deportivamente, ellos no han vestido camisetas uruguayas?

    Mi hija más grande está un poco alejada del fútbol, pero jala para Nacional. Guillermina es la más activa con los partidos en el Monumental. Si la vieras como vibra, ella salta. Es jocoso verla como le pone atención a las canciones de Barcelona. Creo que Gabriel hará todo lo que ella quiera.

    ¿Cuando llegó a Ecuador su barra propia no era tan grande, ahora se sumaron dos que están en las buenas y en las malas?

    Gracias a Dios, la familia siempre es de fierro, cuando pasan cosas malas siempre está presente. La familia es el mejor apoyo. En el fútbol, la actividad de un entrenador es muy solitaria, especialmente en la derrota y ahí siempre están los seres queridos.

    ¿En la derrota la familia es la única que no desaparece?

    Es de fierro y el afecto nos ayuda a salir adelante. Soy bastante parco especialmente en la derrota. Me molesto mucho cuando pierdo.

    ¿Profesor Almada, pero en la victoria también es parco?

    Disfruto poco de la victoria y enseguida pienso en el próximo partido. Las derrotas las vivo amargamente, a pesar de que dejan enseñanzas. No conozco en el mundo un deportista que gane siempre, uno tiene que saber convivir con eso. El aporte de la familia es importante porque siempre te alegran la vida.

    Tomado de: Diario Extra

    Últimas noticias

    - Publicidad / Advertisement -