Las que antes eran dudas en la defensa de Barcelona se convirtieron en certezas y en su mayoría positivas. Es que si en los encuentros amistosos la zaga canaria daba facilidades, el entrenador Guillermo Almada le encontró el giro para que esta zona sea una de las más fuertes del Ídolo, que marcha puntero del torneo.

Con seis goles recibidos en ocho encuentros, el sector pasivo de los canarios es el menos vencido del campeonato junto al de Independiente del Valle, Liga de Quito y Aucas.

La inclusión de Luis Caicedo por el centro y la velocidad de Byron Castillo por la banda fueron los revulsivos que marcaron la diferencia. En el caso del Cunty porque tras varios meses encontró su nivel, tal como lo ha reconocido el jugador.

“Ya tengo acá ocho meses y me siento más acoplado al plantel y a lo que pide el profesor Almada”, dejó saber el exzaguero del Cruzeiro, club del que llegó a Barcelona, tras no tener continuidad.

“Hoy considero que los dos mejores zagueros son Aimar y Cunty. Arreaga es un muy buen jugador, pero los veo mejor al Cunty y Darío”, aseguró el técnico charrúa a fines de marzo, un criterio que no ha cambiado debido a que ambos se mantienen como estelares.

Incluso, las actuaciones de Caicedo han servido para que clubes del exterior pongan nuevamente sus ojos en el defensor, una situación que no conviene al Ídolo en vista de que no es dueño de su pase. “Está valorado en dos millones y medio de dólares, no estamos en condiciones de pagar eso, queremos la extensión del contrato”, comentó Aquiles Álvarez, presidente de la comisión de fútbol del conjunto canario.

El dirigente también expresó que no existe una propuesta por Aimar, luego de los rumores que lo colocan en el balompié mexicano.

Castillo, por su parte, le aportó al Ídolo con desequilibrio en la parte ofensiva por la banda, esto combinado con una férrea marca, aunque tras ser expulsado ante Aucas, perdió su lugar. “Byron (Castillo) cometió un error, estaba con amarilla con Aucas, se lo habíamos dicho, pero lo expulsaron. (Pedro) Velasco venía evolucionando bien y jugó”. Así es como este último recuperó la titularidad, pero la figura se mantiene, un cuadro torero sólido en defensa que otorga garantías para que los delanteros hagan lo suyo.

Tomado de: Expreso