More

    ¡DESAPARECIERON LAS PRINCIPALES FIGURAS!

    Los números generales de Barcelona en este campeonato son buenos: tiene la delantera más efectiva con 22 goles a favor y la defensa menos superada, con 9 tantos en contra. No en vano tuvo uno de los mejores arranques de la campaña en la historia.

    Sin embargo, esas cifras se cayeron por completo ante Liga de Quito en los dos partidos. Por ello dejó ir la gran oportunidad de escaparse en el liderato.

    Hasta antes del juego contra los quiteños, a Barcelona solo le habían convertido seis goles, lo que equivalía a 0,6 goles por partido. Los albos le hicieron tres en dos juegos, lo que significa 1,5. En la ofensiva fue lo mismo: 21 goles en 10 partidos, dando un promedio de 2,1 en cada juego. Contra los blancos esa cifra cayó a 0,5 con un solo tanto en el ida y vuelta.

    Los canarios no tuvieron suerte con sus figuras principales. Michael Arroyo se perdió los dos partidos por problemas físicos. Damián Díaz no estuvo en la ida por una gripe y la noche del viernes se quedó afuera Matías Oyola. Y los reemplazos no lo hicieron a la misma altura. Pero tampoco los titulares. MarcosCaicedo, quien era figura, no tuvo una buena noche en Guayaquil. Sus desbordes no terminaron bien porque sus pases se fueron desviados.

    En el ataque, Barcelona no tuvo eficacia. En Quito y Guayaquil generó varias pero no las concretó. En Ponciano, por ejemplo, Ariel Nahuelpán y Darío Aimar no pudieron rematar debajo del arco y un disparo de Pedro Velasco dio en el vertical. En Guayaquil, Erick Castillo se perdió un mano a mano cuando estaban con el marcador en blanco.

    La defensa, otro de los puntos altos del torero durante la campaña, cometió errores graves en los dos juegos. En Quito permitieron el primer gol al no marcar la proyección de Guerrero y permitir que Barcos controle el balón con mucha libertad. En Guayaquil, Luis Caicedo perdió la pelota de forma infantil antes del gol.

    Tomado de: Expreso.ec

    Últimas noticias

    - Publicidad / Advertisement -