Juez y parte. Al parecer, así es como se presenta el Tribunal de Apelaciones de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, luego de conocerse la relación que existe entre uno de sus miembros con un dirigente de Emelec.

Luis Idrovo Murillo (foto), secretario de este organismo de la FEF, es hijo de Luis Idrovo Valverde, gerente deportivo del club azul, hecho que se hizo más notorio debido a las resoluciones que han favorecido al equipo ‘eléctrico’.

La participación de Idrovo Murillo en este comité data desde el año pasado. Ya era parte del Tribunal que falló a favor del Bombillo, cuando el Capwell iba a ser sancionado por lanzamientos de objetos a la cancha, en el partido Emelec 2 – Guayaquil City 0, celebrado el 2 de diciembre del 2017. Pese al informe arbitral, que detalló que el DT Pool Gavilánez fue impactado por una funda con agua, el propio estratega del elenco ciudadano negó el hecho. Para el Tribunal, esta declaración pesó más que el reporte de réferi y por ende el cuadro de Nassib Neme quedó libre de pena.

Ahora, al Capwell nuevamente se lo libera de culpa. Inicialmente se sancionó con 2 fechas de inhabilitación para la general Av. Quito, por actos violentos suscitados en esta localidad. Emelec presentó la impugnación y el Tribunal de Apelaciones consideró que “la Comisión Disciplinaria que sancionó al club recurrente en su sesión del 2 de mayo del 2018 estuvo indebidamente conformada al no contar entre sus miembros a un abogado, cuya presencia al tenor de lo previsto en las normas transcritas era necesaria para sancionar al club”.

En consecuencia, el Tribunal resolvió declarar la nulidad absoluta de la sanción impuesta al Club Sport Emelec, lo que le permite contar con la general Av. Quito justo para el Clásico del Astillero.

En esa resolución constan el doctor Manuel Picón, presidente del Tribunal de Apelaciones; y Luis Idrovo Murillo, secretario.

REACCIÓN TORERA

Sobre la presencia de Idrovo Murillo y la forma en que se maneja la FEF, Aquiles Álvarez, presidente de la Comisión de Fútbol de Barcelona, declaró hoy que “los últimos sucesos en la Federación son una muestra clara de que la dirigencia del fútbol ecuatoriano está atravesando por una seria crisis de principios. Es necesaria una reestructuración total en nuestro fútbol, si queremos días de gloria para nuestros equipos y la selección”.

Por su parte, Jorge Reinoso, abogado del Ídolo, expresó que la dirigencia torera analizará esta situación, antes de decidir si presentan un reclamo a la FEF por la presencia del hijo del dirigente de Emelec dentro del Tribunal de Apelaciones.

Resolución del Tribunal de Apelaciones de la FEF, a favor del Club Sport Emelec.