Barcelona hizo sus deberes. Faltando siete fechas para el final de la primera etapa del campeonato ecuatoriano de fútbol, el Ídolo no puede tropezar y perder un partido. Ya ganó uno, pero todavía quedan seis encuentros más.

El DT Guillermo Almada mostró una estrategia diferente ante Macará en Ambato. Lo criticamos por abrir con doble 5, especialmente de local. Gabriel Marques y Oswaldo Minda eran los que venían jugando y haciendo la labor de marca en el mediocampo. Pero ayer, el charrúa mandó solo al brasileño-ecuatoriano para la función de contención y en los papeles puso un plantel netamente ofensivo, con Damián Díaz, Ely Esterilla, Michael Arroyo, Erick Castillo y Ariel Nahuelpán. Fue lo necesario para buscar el triunfo.

Sin embargo, con el transcurso de los minutos se observó a Esterilla en una posición distinta. Se paró abajo y cerró la zona derecha amarilla; además, en varias ocasiones se movió hacia el medio, para apoyar a Marques, quien desde hace rato bajó su nivel y ya no es el ‘león’ de antes. En la etapa complementaria fue urgente el ingreso de Minda, cuando los celestes se apoderaron del terreno.

Pero aunque el Ídolo mostró un esquema completamente ofensivo, las oportunidades de gol no fueron abundantes. Los delanteros siguen en sequía. El autogol ambateño fue gracias a Nahuelpán, quien desperdició dos oportunidades claras. De ahí, pare de contar. Erick Castillo pasó desaparecido. Ya los rivales aprendieron a marcarlo. Además, no tuvo comunicación con sus compañeros. A Gambeta Arroyo le sigue faltando físico, arranca bien pero en los segundos tiempos se apaga. No obstante, vuelve a mostrar su poder en la pierna derecha, dos veces disparó furibundo y uno de esos tiros pegó en el palo. La variante de los disparos de larga y media distancia es algo que le faltaba al club torero. Kitu Díaz sigue alegrando a la tribuna con sus buenas jugadas y pases.

Atrás, Barcelona se paró ‘tieso’. En la segunda mitad, el trabajo de la zaga fue fundamental para aguantar la arremetida de los locales, en especial las de Juan Tévez y Ronald Champang. Félix Torres debutó bien e hizo una decente dupla con Xavier Arreaga. Buen futuro tiene el elenco canario con el exmundialista Sub-20. Velasco mostró su habitual rendimiento y Beder Caicedo confirma que es más volante que defensa.

Pero esto ya quedó para la estadística. Hay que colgar la cabeza del tigre en la  pared y pensar en que viene Aucas al Monumental, otra final más que hay que ganar o ganar. No queda de otra.

César Contreras Enireb
Director
Hincha Amarillo