Tremenda goleada de Rusia a Arabia Saudita, en la inauguración del Mundial 2018. Vladimir Putin, presidente del país anfitrión, asistió al estadio de Luzhniki, en Moscú; y fue captado ´felizote´ por las cámaras que transmitieron el partido. El mandatario celebró el primer triunfo de su nación en el certamen ecuménico.

Los que no se alegraron con esta goleada fueron algunos hinchas azules, quienes inmediatamente recordaron el 5-0 que les asestó Barcelona en los Clásicos del 2012 y el 2016.

En todo caso, no es tiempo para llorar, sino de seguir disfrutando de esta Copa del Mundo que recién empieza.