Esto solo es fútbol, señores. Nada justifica que por un partido, la gente termine dándose golpes. Esto ocurrió luego de la derrota 0-3 de Argentina ante Croacia.

Supuestos hinchas de la Albiceleste agredieron cobardemente a dos aficionados croatas, en los pasillos del estadio de la ciudad de Nizhny Nóvgorod, donde se disputó el encuentro entre ambas selecciones, por el Mundial de Rusia 2018.

Vilmente, aprovechando superioridad numérica, los sujetos les cayeron a puñetes y patadas a los balcánicos, en un acto repudiable que esperamos no vuelva a ocurrir en la Copa del Mundo, ni en cualquier competición deportiva.

Aquí las imágenes de este censurable hecho: