Cuando todos pensábamos que Alemania cogía sus maletas y se iba a casa, Toni Kroos creó una jugada de laboratorio para engañar a Suecia y anotar -con un tiro cruzado y al ángulo- el gol que lo mantiene con vida en este Mundial de Rusia 2018.

El centrocampista del Real Madrid convirtió esta obra de arte en descuentos, al 95’, cuando ya espiraba el encuentro.

Los vikingos se pusieron en ventaja al 32’ con un golazo de Ola Toinoven que ‘sombrereó’ al portero Neuer. Sin embargo, los teutones sacaron fuerzas de flaqueza para remontar y al 48’ lograron su primera anotación gracias a un gol de Marco Reus.

Triunfo dramático de los germanos, selección que –si perdía- quedaba fuera en esta Copa del Mundo, que se ha hecho complicada para los equipos favoritos como Argentina y Brasil.

Ahora el Mannschaft va por una goleada, la próxima semana, ante Corea del Sur; a la espera de que México venza o empate con Suecia, para así alcanzar su clasificación a octavos de final. En caso de que no se dé un resultado favorable para los aztecas, los nórdicos no deben ganar por una amplia diferencia.