Pocas veces le ‘clavan’ de a cinco a Pedro Ortiz. Tuvo que transcurrir ocho meses y dos días para que el destacado arquero del Delfín reciba esta dosis.

Previo a la goleada 1-5 que ayer le asestó Barcelona, el cancerbero cetáceo registró esta boleta el 22 de octubre del 2017, cuando perdió 2-5 ante Liga de Quito, en Casa Blanca.

Este año, el cuadro manabita solo presenta dos abultados marcadores: el de ayer contra el Ídolo y un 0-4 vs Atlético Nacional, el 14 de marzo en el Atanasio Girardot de Medellín, por Copa Libertadores. Pero en este encuentro tapó Dennis Corozo.

En el 2017, Ortiz y el Cetáceo solo sufrieron dos goleadas: el 2-5 con el club albo y el 2-4 ante Emelec, por la primera final del campeonato ecuatoriano de fútbol, el 13 de diciembre en el estadio Capwell.