Para muchos fue criticable el nivel de la primera etapa del Campeonato Nacional en su versión 2018. El campeón, Emelec, inició con 12/12 puntos, mientras que Barcelona estuvo invicto en 10 fechas con 8 triunfos y 2 empates. Aquello no alcanzó ante el trabajo que realizó Liga de Quito, el equipo más práctico del certamen. Nuevamente, Universidad Católica e Independiente fueron animadores del certamen.

En esta segunda etapa hay esa sensación de contar con equipos mermados por bajas importantes como Erick Castillo, Ayrton Preciado, Hernán Barcos, Diego Palacios, Romario Ibarra, Carlos Feraud, Billy Arce, por dar ejemplos. La principal razón tiene que ver con las incorporaciones, que no son muchas, las cuales necesitarán adaptarse al medio local y a circunstancias diversas en un corto espacio de tiempo. Siempre han existido los relevos generacionales en los equipos, pero en la mayoría de los casos se presentan al término de la temporada y no a mitad de esta.

Sin duda es un gran reto, veremos la reacción de los equipos, el trabajo de los técnicos y el análisis de los dirigentes con el fin de tener equipos competitivos en este semestre. También está claro, cosa aparte, que la pugna de los equipos de AFNA que no logran un título desde el 2011 ante la supremacía de los conjuntos guayaquileños, será un duelo muy interesante.

Autor: @DavidMorales911 / DAVID MORALES