Heridas que todavía no terminan de sanar. Barcelona en el último año sufrió diversos golpes que todavía no pueden ser asimilados por el hincha ‘canario’. Los dirigidos por Guillermo Almada además de ganar el título el año 2016 y quedar entre los 4 mejores de América al año, sufrieron tropiezos como el no clasificar a la Copa Libertadores 2018, tras caer en la última jornada ante Macará, la eliminación prematura de la Copa Sudamericana a manos del General Díaz y la no obtención de la primera etapa.

Aquiles Álvarez, presidente de la comisión de fútbol, recordó dichos sucesos con nostalgia, sin embargo rescató que el equipo se juega mucho en esta segunda etapa.

“Golpeo mucho no ganar la etapa, perder ante Macará el año pasado, perder ante General Díaz, pero estamos concentrados en ganar la segunda etapa y el título a final de año”, finalizó Álvarez.