Hernán Darío Gómez, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en la Casa de la Seelcción en Quito, aclaró que con Alex Auinaga no tuvo problemas al escuchar lo de “un problema que tiene, es que es bocón” tras la frase del colombiano “yo pongo mis 15 (convocados) y la FEF los otros 10”.

Ambas frases fueron malinterpretadas, porque lo del ‘Güero’ fue en el mejor de los sentidos, mientras que la ‘escandalosa’ frase del DT fue una frase “de joda”.

Por lo tanto, Gómez dijo a los medios de información: “He visto que me hacen una hoja de vida de lo malo, acuérdense que uno en el fútbol de diez cosas, ganas una. Aguinaga dijo Bolillo ‘bocón y lo destacan’, Alex es mi hijo”.

De inmediato, agregó: “Habló una hora Aguinaga y las cosas importantes que dijo, no las pusieron. Esas son cosas que no han ayudado a la unión”.

Finalmente, el profe explicó: “Dije eso como si estuviera hablando con un amigo. Nunca pasó. Me juego la cabeza que no pasó, pero lo hablé, como Alex dijo, por bocón. Se tomó muy a pecho, muy en serio y me lo están metiendo en mi hoja de vida y ahí no puedo hacer nada porque fue una ligereza”.