Esta mañana, Barcelona volvió a las prácticas en las canchas alternas del estadio Monumental con trabajos regenerativos y de gimnasio, pensando en el cotejo en que visitará a Deportivo Cuenca el domingo a las 12h00 en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. El primer equipo generó las siguientes novedades.

Darío Aimar fue sometido a una intervención quirúrgica por su desgarro en uno de sus ligamentos y la operación fue un éxito. Después de un mes, el zaguero torero ya podrá volver a hacer trabajos en cancha, tras realizar ejercicios de recuperación y terapia. El tiempo total de recuperación estimado por los galenos del “Ídolo” para el defensora será de 4 meses.

La habilitación del también central Frickson Erazo sigue siendo un tema a resolver por Barcelona. Los dirigentes del elenco amarillo se mantienen en que solicitaron el certificado de transferencia internacional del jugador a tiempo (22h30 del viernes anterior) a Vasco da Gama y que el documento no ha sido enviado por la Confederación Brasileña de Fútbol. La situación genera preocupación en la directiva, que espera que hoy Erazo pueda ser habilitado en la Federación Ecuatoriana de Fútbol y, en caso de no ser así, harán extensiva la problemática ante la FIFA para lograr una solución.

En cuanto a lesionados y recuperados se refiere, el volante Ely Esterilla no entrenó pues fue evaluado por el médico de Barcelona, Gustavo Peralta, debido a una dolencia que hizo fuera sustituido en el partido del último domingo ante Independiente del Valle. Por otra parte, el lateral izquierdo Beder Caicedo retomó los entrenamientos del equipo tras estar ausente la semana anterior por el fallecimiento de su madre.