Rubens Valenzuela  criticó y dejó a entrever que el problema de la lesión de Darío Aimar puede tener un responsable del organigrama amarillo además de hacer una comparación con el Emelec.

“Creo que es una órbita dirigencial, yo no soy dueño del jugador pero el que tendría que estar sumamente preocupado es el club el cual tuvo una chance de hacer un pase bastante importante para BSC porque Emelec vende por siete millones y nosotros no podemos vender por 2 y no podemos vender por 2” apuntó el preparador físico.

Acá las declaraciones, cortesía Rubens Valenzuela: