Yapur, arrancó manifestando que no tiene nada que responderle al preparador físico de Barcelona Sporting Club (BSC), Rubens Valenzuela, quien dio declaraciones en su contra.

“Darío en el mes de mayo se hizo una resonancia, y la resonancia arrojó que había un desgarro parcial de un 30% en la base de la inserción de la tibia, pero que eso no le impedía jugar, la prueba es que ha jugado muy bien, sin presentar dolor”.

“Yo le propuse hacer una artroscopia diagnóstica, para revisar y ver si había algo que reparar, se lo reparaba en ese momento. Efectivamente los meniscos estaban muy bien, el menisco interno estaba en perfectas condiciones, y el menisco externo estaba bien, lo único que no había, era la parte que se reparó en la primera cirugía en noviembre del 2017, y el ligamento estaba en su sitio, pero con el desgarro que le decía, el cual se lo reforzó”, dijo el médico sobre la operación del jugador realizada días atrás.

Además, el médico detalló lo que se le había hecho en el año 2017, cuando el elemento de los toreros se realizó una operación, con presencia del doctor de Barcelona, Gustavo Peralta. “De eso nunca tuvo problemas, jugó la Florida Cup, Sudamericana,  y todo el campeonato con buenas actuaciones”.

También, Yapur indicó que: “El vicepresidente de BSC, Carlos Alfaro Moreno, escuché que dijo algo interesante: “El médico debe hablar de la parte médica, el preparador físico de la parte física. El abogado por ejemplo no puede hablar de otros temas que no le correspondan”, haciendo referencia a las declaraciones de Valenzuela.

Sobre cómo está Aimar, Yapur expresó que el alta médica se la dará cuando el paciente se encuentre 100% funcional, “él se encuentra en una fase de rehabilitación pasiva, para la próxima semana empezar sesiones de fisioterapia”.

De esta manera, el profesional explicó desde su parte todo sobre la operación que se le realizó al futbolista de los canarios.