El portero de Barcelona, Máximo Banguera, se dio tiempo para acudir al velorio de dos de los hinchas que fallecieron en un accidente de tránsito cuando retornaban a Guayaquil tras el observar y alentar al equipo canario en el partido ante Deportivo Cuenca.

Banguera asistió a las exequias fúnebres y compartió algunos momentos con familiares de las víctimas mortales, quienes recibirán un homenaje el próximo sábado cuando el equipo enfrente por el torneo nacional a la Universidad Católica.

Mira lo que hizo el guardameta canario: