Muchas son las historias que nacen tras la muerte de las personas, se recuerda todo lo bueno que hicieron en vida y del impacto positivo que generaron durante sus años terrenales. Un viaje en el que todo indicaba sería alegría, cánticos, vitoreos, risas de un momento a otro se convirtió en amargura, tristeza, dolor y llanto. La muerte sorprendió a 12 hinchas del Barcelona, entre ellos Miguel Lozano “Ficha” y la Rocío Mendoza “China Roxy”, quienes regresaban de Cuenca tras el compromiso de campeonato en dicha ciudad.

La historia de esta pareja barcelonista, de 40 y 33 años respectivamente, es una muestra de cómo los seguidores de los equipos de fútbol arriesgan su vida por alentar los colores de instituciones deportivas, indistintamente del equipo, todos corren dicho riesgo, en esta oportunidad y tal como lo mencionó el presidente José Francisco Cevallos “el golpe duro de la muerte” le tocó a los barcelonistas. El amor por Barcelona los ha llevado al cielo

El periodista Iván Triviño narró, debido a la cercanía que tenía con Lozano, las experiencias que le tocó vivir en no menos de 100 eventos de integración de la barra. “Me lo encontraba en todas partes, de cariño y a manera de broma le decía que era como el arroz con pollo”, mencionó un conmovido Triviño.

Para el comunicador que se mantiene cercano a temas referentes al cuadro más popular del país se lo notaba muy golpeado ante la partida de los 12 seguidores amarillos, atinó a pedir a la Sur Oscura a que se unan en honor a “Ficha”, quien era uno de los integrantes más antiguos de la agrupación que se creó en el año 1995.

Pude ver a la China en la previa de la transmisión del partido, fue entrevistada, y luego horas después la dura noticia de que ya no estaba… que se había ido. El infausto acontecimiento sorprendió a Triviño como a muchos quienes nunca se imaginaron que este feriado no sería olvidado fácilmente.

Acotó sobre Lozano que “era un tipo con mucho carisma y se llevaba bien con todos, a él no le importaban las diferencias existentes entre la barra. Él era querido y respetado por todos los bloques que componen la Sur Oscura”, sostuvo Triviño. “El dolor debe unir a los barcelonistas”, enfatizó.