Tras el encuentro de ayer, Barcelona  entregó las 11 camisetas de juego ante Macará a representantes de la barra Sur Oscura en Cuenca, quienes las subastaran y los fondos irán destinados en beneficio de los hinchas que aun se están recuperando después del accidente de tránsito del 12 de agosto.