El exdelantero Mauricio Argüello, quien dio tres vueltas olímpicas con Barcelona (1985, 1987, 1989) y una con Liga de Quito (1990), dejó una imagen imborrable el 8 de diciembre de hace 33 años, cuando por velocidad despedazó a la zaga del Deportivo Quito, que cayó 6-1 en el Modelo en el duelo que les dio el título a los amarillos.

El expresidente de la Federación Deportiva de Imbabura habló ayer, en el programa City Noticias, de Radio City, del momento futbolístico de los canarios y también de la situación del argentino Ariel Nahuelpán, cuya exigencia de pago de $ 1’025.000 podría generar una suspensión al club.

“Lo veo como algo insólito. Como jugador yo no lo habría hecho. Cuando los futbolistas salen de un club y tienen problemas como este, se toman las acciones legales pertinentes, pero Nahuelpán es un elemento que no ha trascendido mucho en Barcelona. Solo anda en el piso, no se lo ve como un refuerzo para el club”, dijo.

Mauricio Argüello (EL UNIVERSO)

Según el Venado, “esto se va a recordar en la historia del fútbol: que un jugador que está en un equipo pueda demandarlo por más de un millón de dólares. Creo que esto desmotiva a su cuerpo técnico y desmotiva a sus compañeros, porque (Nahuelpán) está viendo más por su situación económica y no por sacar adelante al plantel y en llegar al objetivo de todos los barcelonistas, que es ser primeros de la segunda etapa”.

Sobre la campaña, Argüello dice: “Barcelona está haciendo una gran segunda fase, pero creo que le falta un poco más de tranquilidad, porque la desesperación no lleva a ningún lado y eso estamos viendo últimamente en el equipo. Se desespera en tratar de sacar la mayor ventaja, pero deja abandonada la parte de atrás y es ahí donde lo complican, como sucedió ante Macará (1-1)”.

Del estreno de Joffre Guerrón como canario, opinó: Dinamita “no tuvo mucha oportunidad para demostrar lo que él sabe jugar, se demoraron con ese cambio, pero sigo creyendo que Barcelona es el más regular del campeonato y lo único que le falta es tranquilidad al momento de definir”.

Sobre una eventual final con Liga (Q), el exdelantero cree que “para Barcelona ha sido muy complicado sacarle puntos a Liga en Casa Blanca; ahí no le ha ganado. Pero Liga sí lo ha hecho en el Monumental y ese es el trauma que tiene Barcelona: no vencer en el estadio albo, pese a que ha estado a pocos segundos no ha podido. En una final Barcelona debería acabar esa mala racha”.

Tomado de: EL UNIVERSO