La justicia ordinaria será el siguiente paso de Ariel Nahuelpán en busca de cobrar un monto de $ 1’025.000 que le adeuda Barcelona, club en el que actualmente milita, adelantó el abogado del futbolista, Ramiro Salazar.

“Se están violentando no solo normativas del reglamento, sino principios constitucionales”, dijo el jurisconsulto, luego de que el Comité Ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) resolvió dejar sin efecto el pedido de suspensión al club amarillo a causa del valor adeudado.

En la noche del martes, en la Ecuafútbol, se notificó que la solicitud no procedía, puesto que debía ser presentada directamente a la FIFA, si bien se reconoció la deuda.

“Estamos transformando un sistema de seguridad jurídica para los jugadores y los clubes, uno absolutamente endeble respecto de lo que los jugadores tienen derecho a ejecutar sus obligaciones”, agregó Salazar, que lamentó el proceder del organismo deportivo nacional. “No tiene ningún sentido que una letra de cambio no pueda ser ejecutada por la FEF. Las letras tienen un origen lícito y no se pueden desconocer”.

El pasado 17 de julio, desde la Federación se había dado un plazo de 30 días para que Barcelona saldara su deuda con Nahuelpán, tiempo que el martes último fue dejado sin efecto. Cuando el plazo expiró inicialmente sin cumplirse la orden, el futbolista –que hasta hace unas fechas era el ariete titular del plantel canario– solicitó la suspensión del club.

Tomado de: El Universo