Comenzaron a sonar los rumores. Barcelona afrontará el último tramo de esté 2018 con la esperanza de jugar la final nacional en Diciembre ante Liga de Quito. Si bien es cierto vienen partidos sumamente complicados, el conjunto torero sueña superar la adversidad y posicionarse en lo más alto del fútbol ecuatoriano.

No obstante, los dirigidos por Almada no vienen pasando un presente agradable, y uno de los puntos en los que carece de jerarquía y experiencia es la zaga central, por ende una de las  prioridades del 2019 será reforzar la zona defensiva del plantel.

Hoy, durante los entrenamientos del club, se especuló entre los medios periodísticos que el zaguero central del Macará,  Moisés Corozo,  estaría en los planes de Guillermo Almada para la próxima temporada. De acorde a la necesidad de club, el actual jugador del elenco ambateño podría ser comprado por Barcelona ante su destacado presente.

COROZO es representado por la empresa HR SPORT, quien tendría la opción de ubicar al defensor en el ídolo para la próxima temporada.