Fue una bomba la que soltó el asistente técnico del Club Sport Emelec al culminar el Clásico del Astillero el pasado domingo, pero finalmente, Michael Arroyo sí cumplió con el control antidoping al cual fue sorteado al finalizar el compromiso.

Nicolás Domínguez, uno de los asistentes técnicos de Mariano Soso en el CS Emelec, denunció que una vez finalizado el partido, Michael Arroyo no se presentó al control anti doping al cual fue sorteado, asegurando que era algo “vergonzoso” para el fútbol ecuatoriano.

Poco después, desde los medios oficiales de Barcelona SC se daba a conocer que Gambetita salió en ambulancia y se dirigió directamente a una clínica, en la que lo examinaron por una lesión sufrida en el Clásico y se lo diagnosticó con una “luxación tibioperoneal proximal derecha”. Sin embargo, luego se conoció que sí se realizó el control anti doping.

A esto, el jugador en redes sociales respondió en unas publicaciones y causó sensación: