Juan Sebastián Quintero, defensa del Deportivo Cali que la pasada temporada jugó en el Sporting de Gijón de España, se ha salvado de milagro tras un intento de asesinato protagonizado en la noche del pasado domingo 11 de noviembre, según informa El País de Cali, que lo confirma con las palabras del padre del jugador. El futbolista habría recibido seis disparos en su vehículo cuando estaba en el barrio de la Alfaguara, en el municipio de Jamundí.

Increíblemente, tanto él como su hermano, que también estaba en el coche, salieron ilesos en lo que Diego Quintero, padre de ambos, califica como un milagro. En declaraciones a El País confirma los hechos: «Habíamos quedado en cenar y cuando lo estaba esperando, recibí una llamada de un amigo que me informó lo sucedido. Le dispararon al carro en momentos en que Juan estaba con su hermano menor. La Sijín se puso al tanto de esta situación y después de revisar el carro de Juan, le dijeron que se había salvado de milagro. El fútbol no puede llegar a estos extremos».

El padre de Quintero señaló el hecho como de posible autoría de hinchas del cuadro azucarero. Sin embargo, Policia de Cali, emitió un comunicado en el que señala como hipótesis principal un intento de hurto.

El equipo caleño había jugado horas antes ante el Deportivo Pasto, con Quintero como titular. Había vencido por 1-0, pero se ha quedado fuera de los ocho mejores, con lo que el ambiente estaba enrarecido.

 

Fuente: Diario Marca.